Lugares de interés histórico

 EL CASTILLO Y SUS TORRES

El Castillo es uno de los monumentos más representativos de nuestra localidad, es más no podemos concebir la imagen de Almenara sin el castillo y sus torres.

Subir y disfrutar de las vistas que este nos ofrece, es una de las alternativas que ofrecemos al turista para complementar el sol y playa.

El castillo de Almenara está situado en la parte más elevada de la montaña central. Según las crónicas fue levantado por los árabes, aunque todo hace suponer que con anterioridad a estos, se establecieron otros pueblos de otras civilizaciones, ya que se encontraron figuras rojas pertenecientes a las civilizaciones griegas.

Los restos que se encuentran en la actualidad permiten identificar 4000 metros cuadrados de superficie (120 metros de longitud por 25 a 50 de anchura). Se encuentra en este albacar una cisterna i según el texto real una mezquita donde el rey establecía conversaciones con el alcalde. Conserva parte del recinto exterior noroeste, donde se concentran las principales defensas, de forma escalonada por la accesibilidad de la zona y mantiene parte del recinto principal, con construcciones internas. Viéndose perfectamente los aljibes de agua y de grano.

El castillo de Almenara controlaba el paso obligado a lo largo de la costa entre las llanuras de Castellón y Valencia y la ruta interior hacia Zaragoza a través de la Vall d’Uixo y Morella, ruta principal en época medieval que comunicaba Aragón con el litoral valenciano.

Flanqueando este castillo se encuentran dos torres:

A poniente la más antigua llamada Bivaldim o más popularmente “L’agüelet”, de mampostería común, había de subirse con escalera en mano, pues su único paso de entrada está desportillado en el piso alto. Por su aspecto, parece de haber tenido por único ó casi único fin el de servir de atalaya; pero su remate presenta sin almenas ni ornamentación de ninguna clase.

Y a levante encontramos una construcción más nueva, la torre llamada Bergamuza, o popularmente “L’agüeleta”,  en 1835 antes de ser demolido por completo el Convento de Dominicos (Convento desaparecido en Almenara, después de su demolición en 1839) se aprovecharon las piedras para reconstruir la Torre el “L’agüeleta”. Esta torre va ser restaurada para su uso como centro de comunicaciones heliográficas al servicio del ferrocarril que cubre el espacio entre Sagunto y Ulldecona, entre 1862 y 1865.

 Para finalizar la visita a esta montaña, queremos mostrar al turista las tres cuevas: El “Abric de les cinc” , situada al Este de dicho monte, teniendo su entrada por la cara de Mediodía, es extensa y ha servido de refugio en muchas ocasiones a los vecinos de la localidad, en tiempos de guerra. Su nombre se debe a que en tiempos antiguos, los campesinos carentes de reloj, regresaban de sus tareas cuando se conjuntaban el sol y la sombra de la entrada de dicha cueva, visible desde lejos, entendiendo con ello que eran las cinco de la tarde, hora antigua. En la misma cara Sur y más al Oeste hay otra cueva más pequeña, conocida por el nombre de “La Cotorra”. Y debajo de la torre llamada “Agüelet”, se encuentra la tercera cueva, llamada “Els Subterranis”.

 

CASCO ANTIGUO Y MURALLAS

El casco de esta pintoresca población formaba un rectángulo perfectamente construido, cerrado soberbio por un muro de un metro y medio de espesor y cinco de altura.

En los cuatro ángulos de este rectángulo como todos los pueblos conquistados por Jaume I, y en medio de los dos lados mayores del mismo, había magníficos y bien construidos torreones que edificaron los árabes durante su larga estancia.

Tenia cuatro calles rectas y paralelas a los dos lados mayores del rectángulo y perpendiculares a estas dos plazas públicas, la plaza de la fuente y la plaza de la iglesia.

Las casas eran de dos pisos, tenia también los arrabales Podemos observar en la foto que alrededor del pueblo se encontraban las eras, para el arroz.

Poco el pueblo se iba abriendo fuera de las murallas, e incluso hacia las montañas.

LAS MURALLAS que rodeaban el pueblo fueron construidas en la segunda mitad del s.XVI entre 1543 y 1553 por el arquitecto Mosén Miquel de Santander, estando al frente de las obras Pedro Montoya.

6 palmos de espesor y 25 de elevación era la medida de las murallas. Se salía al campo por las tres puertas Valencia, Barcelona y la de la Vall.

También tuvo la villa un CONVENTO DE DOMINICOS, que fue demolido el año 1839, cuando se fortificó la población.

En la actualidad las calles se diferencian del resto del pueblo, porque son angostas y su alumbrado es más decorativo, acuerdo con la antigüedad del núcleo.

Los actos religiosos, como las procesiones, tienen su recorrido por estas calles al encontrar se aquí todas las construcciones religiosas.

 ERMITAS

ERMITA DE LA VIRGEN CUEVA SANTA

C/ San Roque Construida en 1782

ERMITA SAN ROQUE

C/ San Roque Construida en el S. SVIII. Corresponde al Patrón del pueblo.

ERMITA VIRGEN DEL BUEN SUCESO

C/ Roques, corresponde a la Santa Patrona de Almenara y se la relaciona con el Cid, se conserva  en su interior unos gozos escritos en 1896.

ERMITA VIRGEN DEL CARMEN

C/ d’ Aranda, Playa Casablanca.

CASA MUSEO DE SANTA GENOVEVA TORRES

Para visitar el Museo tienen que llamar al telf

Vida

Genoveva Torres Morales, nació en Almenara el 03 de enero de 1870. Muy pronto se quedó huérfana. En su infancia pasó penurias económicas y sufrió a los 13 años la amputación de una pierna. Sus tempranas experiencias de dolor la hicieron una mujer fuerte, luchó contra la soledad, sobretodo de las mujeres por lo que fundó casas–hogar para las personas desamparadas.

La Casa Museo

La Casa Museo se sitúa en la calle Major, 9 de Almenara.

Esta casa del siglo XIX alberga en su interior varias instancias que se conservan igual desde entonces.

Las diferentes instancias de la casa aún conservan el diseño tradicional valenciano de principios del siglo XIX, así como la decoración y utensilios de la época.

 IGLESIA Y CAMPANARIO

Es un edificio de excelente aspecto, espacioso y aislado  de construcciones particulares; ofrece la particularidad histórica de que dentro de su perímetro estaban empleados el antiguo templo, construido en 1528, La plaza Vieja, El Pozo público, El Horno de la Villa, la Casa Consistorial, La Carnicería i la Prisión.

El día 15 de agosto de 1721 se colocó la primera piedra de la actual templo parroquial, después de concluida la procesión de la Virgen. El órgano se puso el 22 de noviembre del mismo año.

En la parte de la Plaza Vieja, se encontró un profundo pozo (pozo público) que se construyo el año 1532, hecho a modo de piedra tallada, que aquellos obreros de la villa respetaron atendiendo atenciones más ilustradas colocando dos potentes arcos de ladrillo, sobre los cuales descansa el muro, de esa manera, que la mitad externa del pozo radica en la calle, corresponde a la otra mitad a la base izquierda del arco que soporta el corazón, entrando al templo por la puerta principal, donde todavía podemos observar la piedra que cubre el pozo.

El descubrimiento de este pozo, y para perpetuar su memoria, da origen a una inscripción en latín, que se conserva en una de las paredes laterales de la iglesia, justamente a la calle que se forma entre la iglesia i la Casa Consistorial. La traducción de dicha inscripción es la siguiente. “Bajo esta piedra se cierra un alto pozo”.

La parroquia pertenece a la Diócesis de Segorbe Castellón desde julio de 1960, hasta esta fecha pertenecía a la de Tortosa.

En la actualidad, El Templo Parroquial presenta un excelente aspecto, sin grandes ornamentos lujosos. En el retablo del Altar mayor se venera la imagen de los Santos Juanes, que ostenta la titularidad de la Parroquia.

HISTORIA DEL ARROZ

El arroz es una cereal muy importante para nuestro pueblo, en la segunda mitad del s. XVIII hubo una importante expansión arrocera.

Era un cultivo rentable, ya que realizó la función de alimento básico y del producto comercial para la exportación.

En Almenara se introdujo en 1760 junto a una serie de epidemias. La mayor expansión arrocera coincidió con una fuerte crisis demográfica. Entró con grandes epidemias pero también era protegido, esto hizo que fuera de gran disputa entre agricultores, y la compañía inglesa que se quedó con las tierras.

La crisis llega la Segunda Mitad del s.XX, el arroz  fue un producto muy importante durante la Guerra Civil e hizo soportar el hambre de la posguerra.

A partir de 1964 el arroz deja de cultivarse bruscamente.

Un cultivo que necesitaba mano de obra especializada i una gran concentración de trabajo en determinadas épocas del año que encarecía los sueldos de trabajadores que cada vez iban más dedicándose a la naranja.

El problema tenia solución pero con inversiones costosas en maquinaria e innovaciones agrícolas.

Y un problema muy importante la falta de agua, sobre todo después de las importantes desecaciones (mirar información marjal). El nivel del agua ya no era bueno para el arroz, y se introdujeron nuevos cultivos como hortalizas y naranjos.

YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS

Almenara es rica en yacimientos arqueológicos y paleontológicos, y demuestran el paso de diferentes culturas ancestrales… Ibera, romana.

Estos yacimientos poseen gran riqueza histórica y por tanto, gran valor cultural que nos explican la herencia que nos han dejado estas distintas civilizaciones.

MONTAÑA LA CORONA.

Yacimiento de Bronce y cultura de ibérica.

ZONA DELS “ ESTANYS”.

MONTAÑA BLANCA

Poblado de Bronce.

MONTAÑA “DELS ESTANYS”

Ocupación prácticamente continuada de las épocas ibéricas, romas y medieval.

EL TEMPLO DE VENUS

Templo dedicado a la Diosa Venus. Estas ruinas fueron encontradas por el historiador Vicente Pla Cabrera en el mes de mayo de 1799, acompañado de Frigols, el párroco del pueblo.

Aparecieron materiales coetáneos de piedra de escalinata y de cerámicas de primera época romana.

Los primeros habitantes de Almenara se situaron sobre el Templo de Venus y el puerto con su mismo nombre. Cuando se formó el primer núcleo de población fue en la época romana y por aquellos tiempos se le conocía por AFRODICIO. En la actualidad, la ruinas no se pueden contemplar, pero si subir a donde se encontraba este poblado y disfrutar de unas vistas maravillosas.

 YACIMIENTO CASABLANCA

En este Yacimiento encontramos 6 estudios, Casablanca I, II, III, IV, V y VI.

Casablanca I es el único yacimiento en todo el litoral mediterráneo del Pleistoceno inferior.

Casablanca IV, la importancia de este yacimiento es el número de animales encontrados.

TORRE DEL MAR.

Torre ubicada en la línea del término municipal. Era una de las torres vigía construida con posterioridad a 1552 que alertaban de posibles incursiones enemigas para la playa. Parece ser que fue construida en los combates con la armada inglesa.

Su planta era cuadrangular y forma prismática, su estado de conservación es que apenas quedan restos de ella.

ABRIC DE LES CINC.

Situado en el lado sudeste del castillo, a 70 metro sobre el nivel del mar. 15 metros de apertura por 15 de profundidad horizontal y con una altura media de 2 metros. Las excavaciones realizadas han demostrado la presencia de tres periodos:

Ibérico antiguo.

Ibérico avanzado.

Bronce final.

POBLADO DEL CASTILLO.

Se sitúa en la parte meridional de la montaña del Castillo, a 178 metros sobre el nivel del mar. Ocupa un punto de gran importancia estratégica ya que domina la llanura costera y una ancha extensión de la Plana Sud de Castellón y a la vez se encuentra a pocos km de Sagunto.

POBLADO DEL PUNTO DEL CID.

De 110 metros de altura, lo constituye un recinto de planta trapezoidal, rodeado por una muralla con 15 torres, un perímetro fortificado de 1120 metros y una longitud máxima de 470 y una anchura de 300 metros.

Por su enorme tamaño y monumentalidad, podríamos pensar que este yacimiento fue descubierto pronto por la arqueología, no obstante no fue hasta finales del siglo pasado cuando se corrió la noticia de su existencia.

Se duda entre su época o romana o medieval, aunque los arqueólogos se decantan más por la época romana.

CRUZ GÓTICA

La cruz gótica de Almenara se encuentra en la entrada Norte de la población, en la plaza de la Constitución.

Las cruces góticas son monumentales cruces de piedra de la Edad Media. Son realizadas en piedra calcaría.

La base está compuesta por cuatro hileras de piedras. Sobre tres gradas circulares se sienta la voluminosa base también circular de la que arranca la octogonal caña. La primera grada está formada por 17 piezas, la segunda por 11 y la tercera por 8, todas ellas de piedras calcaría y algunas de rojo. La columna octogonal compuesta de tres tramos. La cruz seria de 75 cm de alto por 60 dm de ancho. El capitel es de forma poliedro hexagonal.

Destruida en 1936, fue levantada y reconstruida al 1939, sin la cruz original i la falta de un tramo aproximadamente de 35 cm. Sustituyendo la cruz original se insertó una cruz de hierro forjada.

La reconstrucción de la cruz en gres artístico de alta cocción, ha sido realizada a mano y decorada con colores naturales.

 “EL  PUNT DEL CID”

Esta es una de las montañas que hace que el visitante, pueda disfrutar en un mismo día de mar y montaña, en 3km de diferencia. Además los paisajes que encontrará en esta montaña serán totalmente de interior, paseando por la ruta que rodea esta montaña se verán los restos arqueológicos que se explican.

Luis Cebrián descubrió el Yacimiento del Cid, por eso recibe su nombre esta montaña, 110 m de altura tiene esta montaña significativa para nuestra población, se configura de dos brazos laterales, el brazo oriental es más largo y mantiene mayor altura en su mitad meridional, el occidental pierde altura, y por ser más corto abre un poco hacia el Sur Oeste.

En el Punto del cid probablemente  acampaban los romanos, cuando desembarcaron en España y se dirigían a rescatar Sagunto de los cartagineses. En la cima de este monte, que tiene forma de concha, se encuentran los restos de una muralla que recorre todo el perímetro, en forma de trapecio, de dicho monte, por la cara del Mediodía. Esta muralla es de piedra de rodeno del mismo monte, estando actualmente casi desmoronada por completo. En algunos puntos de dicha muralla, se aprecian vestigios de fortificaciones posteriores, pues los materiales, como el cemento, allí empleados, así lo denuncian. El perímetro de dicha muralla mide 1262 m, con 18 torres.

El historiador Chabret califica estas ruinas como pertenecientes a un campamento romano de invierno” Castra hiberna”, pues aunque se supone que el Cid utilizó este campamento, desde donde acometió la toma de Almenara, no es creíble que lo construyera, sino más bien, que se sirvió de él y por eso se conoce como “ El punt del Cid”.